Palabras de bendición

Se entiende por palabras de bendición, aquellas palabras y frases que tienen por finalidad, la expresión de un deseo benigno, hacia la persona o grupo a la cual están dirigidas, teniendo la intención de que dichas palabras contribuyan como buenos deseos, a quien son dirigidas (generalmente teniendo una inspiración y fe en la ayuda aportada por una deidad para el cumplimiento de las buenas intenciones y deseos que se expresan en ellas.

Son palabras de bendición, aquellas que dicen las personas para “consagrar” o exaltar de alguna manera, un acontecimiento, así como una manera de expresar los buenos deseos que se tienen para con alguna persona o grupo en particular, como por ejemplo en el caso de las bodas, nacimientos, cumpleaños y otras ocasiones memorables, así como también están las que son usadas en el entorno propiamente religioso, para santificar o consagrar a alguien, por motivo de una ocasión especial, dentro del ámbito religioso al cual se pertenezca, haciendo elogios a la persona, así como agradecimientos y peticiones a la deidad, para el bienestar de la persona o grupo a la que se bendice con dichas palabras.

Se destaca que estas últimas, son dichas por un sacerdote, ministro, monje o persona que posee un ministerio religioso.

Es común que este tipo de frases, pensamientos y palabras, sean tomadas de libros religiosos (tanto por ministros y sacerdotes, como por la gente en general), para expresar alguna idea de bienestar, que se le desea a la persona a la que se le expresan dichas palabras, tomando entonces la inspiración en las ideas expresadas por el texto religioso al cual se acude, como expresión del sentir de quien expresa las palabras de bendición.

Las palabras de bendición pueden ser expresadas por cualquier persona ya sean:

  • Cualquier persona en general
  • Padres de familia o superiores jerárquicos
  • Ministros religiosos

Un ejemplo de este último caso, es el siguiente:

…”Entonces el Rey dirá a los de su derecha; Venid, benditos de mi Padre, heredarán el reino preparado para ustedes desde la fundación del mundo. Porque cuando tuve hambre, me disteis de comer; cuando tuve sed, me disteis de beber; fui forastero, me recogisteis en vuestro hogar, anduve desnudo, y me vestisteis; cuando enfermo, me visitasteis; cuando estuve en la cárcel, vinisteis a mí. Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿Cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hiciste”… (Biblia, Mateo, 25:34-40). Usando de este tipo de textos religiosos, según la ocasión lo amerite.

10 ejemplos de palabras de bendición:

1.-…”Para ser grande, hay que servir a los demás. “El que entre ustedes quiera ser grande, deberá servir a los demás; y el que entre ustedes quiera ser el primero, deberá ser su esclavo. Porque, del mismo modo el hijo del hombre no vino para que le sirvan sino para servir.”… (Mateo 20:26 – 28). Ejemplo de palabras de bendición tomadas de un texto religioso.

2.- Hijos míos, deseo con todo el corazón, que dios los cuide, ayude y ampare, en este nuevo camino que acaban de tomar, al unirse como un mismo ser, y formar una familia, esperando que sobresalgan de todas las dificultades que se presentan en la vida, cuidándose y ayudándose entre los dos y siendo claros ejemplos a seguir por sus hijos. Juan, espero que seas un digno consorte para mi hija María, quien para mi es lo más querido de mi corazón. Que con el sudor de tu frente, ganes lo necesario para salir avante junto con mi hija María, a quien te entrego el día de hoy, como esposa y compañera. (Palabras de bendición de un padre de familia, a un hombre y una mujer recién casados).

3.- Dios te bendiga por siembre y que bendiga tus actos.

4.- Que dios te bendiga hoy y siempre, a ti y a los tuyos.

5.- Esperamos que dios bendiga tus actos, más por la gran responsabilidad que tú tienes.

6.- Quien todo lo hace con cariño tiene la gracia de dios y su bendición.

7.- La confianza de dios se encuentra en todos los que dan la mano, benditos los que no viven de rencor.

8.- Una buena voluntad hace que todo lo que hagas se haga con la bendición de dios, aunque no la reconozcas, su bendición está ahí.

9.- Todos los días son benditos, muchos nacen y muchos se acercan a dios, no hay límites, todo es bueno sabiéndolo reconocer.

10.- Albricias para los que curan enfermos, pues son quienes enfrentan la muerte y aunque pierdan lo hacen con la bendición de dios.